Viejos nuevos proyectos

A lo largo de mi vida internáutica han sido varios los proyectos que decidí levantar en un momento dado y que luego he ido dejando por el camino.

He de decir en mi defensa, que en ninguno he perseguido el objetivo de monetizarlo – al contrario, generalmente siempre me han costado pasta – y siempre fue más por el mero hecho de hacerlo. Luego se me pasaba el «calentón» y lo abandonaba a los pocos meses.

Alguna página personal antes de la incursión en el mundo blogger, algún portal en PHPnuke, foros en PHPbb… generalmente le encontraba más placer a la labor de buscar documentación, levantarlo, prepararlo, y publicarlo que luego a tenerlo ahí funcionando, y la realidad es que toda experiencia de ese tipo puedo decir que me curtió para, espero, ser un sysadmin más completo hoy en día.

Páginas web con amigos, compañeros de clase, webs de telefonía (cuando el mundo flasher de Nokia ocupaba mis madrugadas investigando en mi cueva de adolescente) y algún proyecto más serio que duró algún tiempo, como fue ayrtonsenna.es donde unos cuantos locos de la F1 – llegamos a estar un buen número – nos juntamos en sus foros y pasamos un tiempo chulo.

El penúltimo fue «El Yogurlado está maldito», un blog en el que recopilé alguna de las anécdotas que sucedieron durante los 7 años que estuve en un servicio técnico informático, que dieron para bastante.

Fueron anécdotas con un punto de cabronería aunque sin ninguna malicia, casi con el recuerdo bonito de aquellos tiempos que con sus momentos mejores y peores, guardo con un cariño especial.

Cuando anuncié que volvía dustbrother.net alguno sugirió en Twitter que querían Yogurlado, así que para no defraudar a los seguidores (ya que son pocos, tengámoslos contentos) os puedo anunciar que sí, que los Yogurlados están a salvo (rara es la cosa de la que no hago backup desde el año 1998, la etapa dustbrother.net de 2008 a 2010 es una vergonzosa excepción) y que los iré (re)subiendo aquí para uso y disfrute de quien quiera.

Tenía también alguno inédito que no llegó a salir de borradores, e incluso algún apunte suelto en un notepad sobre anécdotas que me venían a la cabeza y tendría que pararme a desarrollar en un post.

El resto de proyectos permanecerán en la sombra guardados para la eternidad en la soledad…y quizá como mucho, para algún post cuando ande falto de ideas.

Saludos y hasta mañana

36. Zaragozano. Sysadmin. Geek. Freak. De pequeño soñaba con pilotar un X-Wing, jugar a fútbol como Tom Baker y conocer a Shiryu del Dragón. Aquí cuento cosas sobre los 90, algo de tecnología y videojuegos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: