De Mi Sticks y Bricomanias

El domingo aproveché para terminar una chapuzilla que comencé en mi primera semana de vacaciones. Desde que nos mudamos a este piso -hace poco más de un año- quería poner la tele en condiciones en el dormitorio pero en una de esas incomprensibles decisiones arquitectónicas, el constructor no tuvo a bien poner un enchufe en la pared de enfrente de la cama y hasta ahora cada vez que por una razón u otra queríamos ver la televisión en el dormitorio teníamos que tirar de alargadera.

Cuando llegué al acuerdo con mi santa esposa de poner la televisión en el cuarto, las condiciones eran claras: debía estar colgada, no se podía ver cable y tampoco poner canaleta pegada a la pared. Así que tiré de la experiencia que da ver durante años bricomanía y me apañé un enchufe la mar de majo en la pared con su tubo pasado como mandan los cánones. El resultado es digno de mención, y no es por tirarme el pegote.

Lo que no pasé fue cable de antena, ya que en su lugar tenía pensado meterle o simplemente el Chromecast o apañar una de las Raspberry ahí detrás, pero mi idea cambió cuando me vino a la cabeza el Mi Stick de Xiaomi.

Ya he probado alguna Mi Box durante un tiempo y el resultado es más que aceptable, y aunque en la tele del salón sigo usando la Raspberry para usar Kodi, no me servía para la tele del dormitorio ya que nunca he conseguido que la IPTV vaya fina (No sé en la 4, en la 3B y 3B+ se calentaba al poco rato y se lagueaba cosa mala) por lo que decidí darle una oportunidad al Mi Stick aunque sobre el papel sea menos potente que la Mi Box.

Los usos principales que le doy son:

– Uso de Kodi para ver los casi 3 TB* que tengo en Google Drive.
– Uso de Kodi para ver IPTV
– Uso de Netflix, Disney+, Amazon Prime y Spotify
– Casteo de Youtube.

Las pruebas que he hecho hasta el momento me han sorprendido y es que pese a tener la mitad de RAM que la Mi Box, no lo he notado «rascar» en ningún momento.

Por descontado que las aplicaciones oficiales de los servicios VOD (Neftlix, Disney+, etc) van fenomenal, así que la prueba hardcore la hice con Kodi.

En el aspecto IPTV sin problema incluso en canales FullHD. Lo mismo reproduciendo desde Google Drive (me vi Regreso al Futuro III enterita en full HD y de lujo).

Sí que se nota que si tienes Kodi en reproducción (tanto en IPTV como en Google Drive) y accedes a los menús, el sistema rasca y la pelicula se entrecorta. No hay más historia, ya que cuando cierras el menú vuelve a la normalidad, yo lo abrí por ejemplo para cambiar la pista de audio a castellano, y en ese momento el sistema lagueaba.

En resumen, sabiendo para qué lo compras (máximo FullHD, 8GB de memoria interna sin posibilidad de expansión) y por la mitad de precio que una Mi Box, merece la pena para darle una segunda vida a una tele que tengas por ahí. Eso sí, si quieres instalarle juegos, programas, etc, con 1GB de RAM (y 8GB de interna) se te va a quedar corto seguramente.

Como bonus track, el Bluetooth integrado funciona genial para conectarle los Airdots y poder ver la televisión sin molestar al de al lado (en mi caso a la de al lado).

Para estos cuatro usos, estoy que más pronto que tarde me plantearé comprar otro para la tele principal casi seguro.

Saludos y hasta mañana!

* Sí, tengo casi 3 TB almacenados en Google Drive, no se me ha ido la pinza con las unidades. Se llama Diógenes Digital.

36. Zaragozano. Sysadmin. Geek. Freak. De pequeño soñaba con pilotar un X-Wing, jugar a fútbol como Tom Baker y conocer a Shiryu del Dragón. Aquí cuento cosas sobre los 90, algo de tecnología y videojuegos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: