Welcome Septiembre

He encontrado la imagen original de Stewie que usaba en 2007 cuando no sabía qué poner.

Se acaba Agosto y comienza Septiembre. Septiembre, el lunes de los meses, la pereza máxima, el bofetón de realidad después de la intermitencia del verano en el que las semanas de trabajo son meros trámites camino de las vacaciones.

Para mí además, Septiembre es el mes en el que sumo uno más a la cuenta de años que llevo a las espaldas. Serán 36 este año y cada vez se acercan más rápido los 40.

Recién «aterrizado» de la escapada vacacional, apuro estos últimos días en en no hacer nada, que es lo que mejor se me da, antes de volver a trabajar .

He pasado estas dos últimas semanas lanzando a Nerea dos metros sobre el nivel de la piscina, sentado frente al mar leyendo el universo expandido de Star Wars (Escucha Disney, antes muerto y apolillado que admitir que ya no es canon) y jugando a la Switch mientras bebía cerveza hasta las 2 de la mañana (He terminado el modo historia de Pokemon Escudo, tan fácil que duele, y he empezado la expansión de Isla Armadura y la ardua tarea de completar Pokedex).

Por primera vez en unos cuantos años comienzo Septiembre sin tener que matricularme de nada en la UNED. Es el momento de ir a por certificaciones y creo que empezaré a hincar codos con las de AWS.

Recordad que Septiembre es el mes de los propósitos, de comprarse el número 1 de alguna colección de fascículos y de apuntarse al gimnasio. Y si luego, como es de esperar, no cumplís nada de lo que os hayáis propuesto, pues no pasa nada…que el año nuevo está a la vuelta de la esquina.

Saludos y hasta mañana,

36. Zaragozano. Sysadmin. Geek. Freak. De pequeño soñaba con pilotar un X-Wing, jugar a fútbol como Tom Baker y conocer a Shiryu del Dragón. Aquí cuento cosas sobre los 90, algo de tecnología y videojuegos.

2 respuestas

  1. Mi comienzo de mes es de covid-estress.
    Primero mi compañera de oficina en cuarentena por un familiar positivo y yo como soy solidario aislándome un poco en casa por si acaso, al final dio negativo.
    Después la peque con fiebre, tos y moscos, según la pediatra un catarro común.
    Le sigue Coki con garganta al rojo, fiebre y tos, aislada y PCR, negativo.
    Cuando todo parecía volver a la normalidad, mi hermana se casca un positivo, todos los que estuvieron con ella de cuarentena, mis padres, su cuidador, mis sobrinas, alguna otra hermana (Tengo 4 hermanas) incluida la peque, PCR pendiente.
    Todavía tengo mis atributos campaneando en el gaznate.
    Menos mal que Lucía aguanta y al memos se ha ventilado la teórica del carnet.

    No se como acabará el mes pero el inicio está siendo una mierda.

Responder a Victor Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: