Pariendo a la criatura


Allá por 2003, sin tres docenas de redes sociales mayoritarias, sin Whatsapp, Telegram o dispositivos móviles desde los que pudiéramos conectarnos desde cualquier sitio a la red, el fenómeno Blog tuvo un momento álgido al que muchos nos apuntamos.

Era una ventana al mundo, a poder expresar tu opinión, tus pensamientos, y que otros lo leyeran y te dieran su feedback. Y la verdad es que se generó una comunidad muy interesante alrededor de la blogosfera.

En un momento de Internet muy distinto, en el que un comentario desafortunado o una foto a destiempo no te podía costar un empleo, los blogs personales fueron uno de los temas bandera en la comunidad blogera.

Eran también mis inicios en la red, todavía como informático nivel «user con inquietudes», desde el año 1999 mantenía alguna cosita colgada por la red en viejas glorias como Geocities o Iespana, principalmente páginas personales con enlaces a cosas interesantes de la red.

Con el florecimiento de los blogs personales me aficioné a leer esos diarios online en los que chavales como yo de todo el mundo, contaban su día a día. Con el paso de los meses tuve la sensación de conocer casi tan bien como las de mis propios amigos, las vida de decenas de personas con las que no había hablado jamás

Me gustaba ese mundo, tanto que la madrugada del 7 de Julio de 2003, monté un sitio en la plataforma Blogger y comencé mi andadura blogera. La acogida fue bastante buena y tres semanas después compré el dominio www.dustbrother.net (Lo del porqué del nombre lo dejo para otro rato) que fue la puerta de entrada a mi vida durante los siguientes 7 años.

Y en Blogger me quedé durante 5 años, variando el layout, aunque manteniendo siempre mi querido fondosuper.gif. Fueron 1015 posts antes de mudarme a WordPress.

En aquel momento, con 23 años y el comienzo de la vida adulta, el cambio de plataforma escondía un intento de ruptura con lo anterior. No traspasé el histórico, empecé de cero. En cinco años la red había cambiado muchísimo y ya empezaba a verse el territorio hostil en el que a ratos se convierte. En paralelo mi vida como informático de pleno derecho estaba comenzando, ya trabajaba en ello e intenté darle otro enfoque al blog, durante dos años, hasta que entendí que no me apetecía seguir escribiendo.

No recuerdo cuántas entradas fueron en WordPress, son las únicas que no tengo guardadas, pero no fueron más de 100. A mediados de 2010 como vino, en una madrugada, dustbrother.net se fue.

Por qué vuelvo ahora ni yo mismo lo sé. Tampoco quiero escribir para nadie en concreto, quizá el releer posts antiguos me hizo descubrir que ya entonces no escribía para mis amigos, como era el objetivo, o para la gente que se fue sumando y con la que llegamos a ser varios cientos de lectores al día, sino que lo hacía para mi mismo, porque algo hay de especial en ordenar tus ideas en un texto y disfrutar de ello dentro de un tiempo.

Por otro lado tenía ganas de tener algo personal montado en AWS (Amazon Web Services), uno de los campos de mi trabajo como Sysadmin, aunque supongo que de esto hablaré más adelante. Si montaba de nuevo el blog me garantizaba a mi mismo el dedicarle, al menos unos meses, que espero sean de nuevo unos años.

Ahora me toca empezar a retocar esto, siento como si hubiese entrado en un piso nuevo y me tocase todavía montar algún mueble, cambiar algún aplique y dar de alta el Internet. Llevo varias semanas, dedicándole unos minutos al día, lo que permiten el resto de obligaciones, pero como buen maniático de las cifras, quería empezar de nuevo un 7 de Julio.

Ahora veremos si de nuevo son 7 años, o 7 meses…o lo que venga.

Saludos y hasta mañana!



Iván Torres

Sysadmin retrogeek. De pequeño soñaba con pilotar un X-Wing, jugar al fútbol como Tom Baker y conocer a Shiryu del Dragón.

Compartir

3 respuestas

  1. ai loviu!!!! Siempre es un genial hablar contigo de cualquier tema, sobretodo con una cerveza en la mano, pero es un placer volver a leerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicar un comentario